Historia - Filología Clásica

Grado y Doble Grado. Curso 2017/2018.

Presentación

Históricamente los estudios de Historia Antigua y Filología Clásica han estado estrechamente unidos por razones científicas obvias. Pese a ello, las sucesivas reformas de los planes de estudio de los títulos universitarios han tenido una deriva que ha llevado a una separación absolutamente “acientífica” entre ambas disciplinas. Esta deriva ha desembocado en la actualidad en unos Grados en que la presencia de materias de una disciplina en otra se reducen a un semestre de Historia de Grecia y Roma en Filología Clásica, y un semestre de Lengua (a elegir entre inglés, francés, alemán, latín o griego clásico) en Historia. La consecuencia de esta situación, tras el paso por varios planes de estudio, son promociones, muchas ya, de titulados en Historia, con especialidad en Historia Antigua, que no conocen las lenguas clásicas y, en consecuencia, no pueden consultar directamente las fuentes, ni en último término entenderlas en su verdadera dimensión, y de titulados en Filología Clásica con enormes lagunas en su formación histórica y, al igual que aquéllos, limitados en su capacidad para una comprensión cabal de los textos con los que trabajan.

Por otro lado, determinadas ramas de la Historia dependen para su estudio de una documentación que en gran medida está redactada en latín (y, en el caso de la Bizancio medieval, en griego), Además, el universo conceptual e imaginario en el que se mueven las élites gobernantes, los medios eclesiásticos, los hombres de cultura y los de arte, es en gran medida herencia y trasunto de mundo clásico. A su vez, los estudios de latinidad medieval, de bizantinística y de humanismo, cada vez más pujantes en el ámbito de la Filología Clásica, encuentran numerosas dificultades en su avance debidos, muy principalmente, a un desconocimiento de partida del entramado histórico en el que se inscriben sus respectivos objetos de estudio. Se repite, por tanto, en estos ámbitos la situación descrita más arriba.

Finalmente, hay ciertos campos en los que la intersección metodológica de unas y otras disciplinas resulta particularmente evidente: es el caso de las ciencias y técnicas historiográficas.

En la actualidad existe la posibilidad de combinar titulaciones en un Doble Grado, situación que hasta la fecha se ha mostrado como muy atractiva para los estudiantes por cuanto cursando 360 cr. ECTS, esto es, 120 cr. más que en un grado, pueden conseguir una doble titulación, con las ventajas que ello supone, tanto para seguir estudios de posgrado y doctorado, cuanto para su incorporación al mercado de trabajo.

Consultada la oferta de titulaciones oficiales de Grado de todo el territorio nacional, en la rama de Artes y Humanidades, publicada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, no se encuentra ningún título de esta naturaleza. Sí existen dobles grados de Historia/Periodismo, Historia/Historia del Arte, por un lado, y, por otro, de Estudios Clásicos/Estudios Ingleses, Estudios Clásicos/Lengua y Literatura Española o Estudios Clásicos/Lengua y Literatura Catalana. Nuestra propuesta, pues, ofrece una titulación que a fecha de hoy no existe pero cuya pertinencia tiene una sencilla justificación.